joomix.org

Villa O’Higgins: El Nuevo Inicio de la Carretera Austral

Esta comuna está dejando en el recuerdo el concepto que siempre la ha relacionado con el fin del camino. Hoy se levanta con nuevos bríos que la encumbran como el kilómetro 0 de la principal ruta escénica de la región y como Puerta de Entrada a Campo de Hielo Sur.

No importa la alternativa que el visitante tome para llegar a Villa O’Higgins, porque independientemente de su elección cada desplazamiento por la Carretera Austral, por vía aérea o lacustre, es toda una experiencia cargada de momentos especiales, en donde la naturaleza impacta y emociona.

Actualmente el trabajo conjunto de las autoridades locales y los prestadores de servicios está dando a esta localidad –de 550 habitantes-, una nueva forma de posicionarse en el concierto turístico, en donde se proyectan para ‘llegar a ser el polo más importante de la región y del país’, según sus propias voces.

Antiguos denominadores como ‘la última frontera de la Patagonia’ han quedado atrás para dar paso a nuevas consigas:

“Si no conoces O’Higgins, no conoces la Patagonia”, como advierte Roberto Recabal, alcalde de la comuna, que en la actualidad es la tercera reserva hídrica más importante del mundo, tras la Antártica y Groenlandia. Lo anterior, debido a la extensión de Campo de Hielo Sur, que alcanza los 21 mil km² -cuyo 85% pertenece a Chile y el resto a Argentina-.

El sólido macizo se encuentra protegido al formar parte de diferentes parques nacionales: Bernardo O'Higgins y Torres del Paine en Chile y el de Los Glaciares en Argentina.

De Campo de Hielo Sur se desprenden 49 glaciares, entre ellos el cuarto más grande de Sudamérica, el O’Higgins, con tres kilómetros de extensión y paredes de 80 metros de alto, que es un destino muy demandado e imperdible para quienes llegan a estas latitudes, unas de las menos exploradas del mundo.

A Villa O’Higgins, centro neurálgico de la comuna, llegaron cerca de 5000 personas durante la última temporada, de las cuales el 70% corresponde a chilenos y el 30 restante a extranjeros, principalmente europeos, que vienen a cautivarse con la naturaleza.

Para los más conocedores de esta zona del Cono Sur, este lugar se presenta como el Bariloche de hace 50 años o El Chaltén del 2000. Ambos lugares consolidados de la Patagonia Argentina. Por ello, el sector público y privado trabaja para seguir potenciando el destino en términos infraestructura, la que ha dado un gran salto en los últimos tres años y que proyecta y desarrolla obras para seguir en la senda del crecimiento.

Hoy Villa O’Higgins cuenta con 300 camas que están disponibles entre las hitaciones de un lodge, cabañas y residenciales, para cumplir con todas las expectativas de los distintos perfiles de pasajeros. Esto es lo que ha hecho muchos inversionistas estén mirando este emplazamiento como una nueva veta, incluso en la condición del lujo en hotelería y, también, para abrir nuevas rutas lacustres por el Lago O’Higgins.

La cualidad fronteriza de Villa O’Higgins ha propiciado un flujo constante con El Chaltén, lo que se traduce en el tránsito de 2.000 personas por temporada, lo que evidencia una ruta que cada vez está ganando más adeptos y que podría desembocar en el desarrollo del primer Paso Internacional de Trekking, entre otras iniciativas como una carrera binacional entre ambos destinos.


Trekking Binacional

110 kilómetros separan a Villa O’Higgins de El Chaltén, en Argentina. El trayecto, uno de los más cotizados por los amantes del senderismo cuenta con desplazamientos que suman tramos en vehículo, caminata y cruces lacustres, lo que lo convierte en uno de los más agrestes y apreciados.

Durante su desarrollo se navega por el Lago O’Higgins (CL) y Laguna del Desierto (AR), hay 20 kilómetros muy experienciales entre ambas cuencas, que son parte de dos días y una noche de aventuras. El principal descanso se concreta en Candelario Mansilla, escenario de una belleza escénica que rompe todos los cánones tradicionales del trekking.


Lo Nuevo

Actualmente hay disponible un subsidio para volar entre Villa O’Higgins y Coyhaique. Asimismo se considera ampliar la pista del aeródromo para soportar naves de mayor capacidad e inaugurar un itinerario que conectará con Puerto Natales.

En cuanto a conectividad marítima, en los próximos meses se contará con la ruta Puerto Yungay / Puerto Natales, lo que generará nuevos flujos de personas y mercancías.


Una Gran Aventura

Explorar diversos glaciares, desarrollar rutas de trekking que comienzan en el mismo núcleo urbano, ascender cerros o escalarlos, navegar en kayak o compartir de un buen día de pesca, contemplar la vista desde sus miradores y sentirse en pleno contacto con una naturaleza exuberante, son sólo algunos de los descriptores de este destino, que siempre sorprende.

Por Patricio Espinoza B. / Fotografías de Claudio Frías.